miércoles, 2 de septiembre de 2015

EN TIERRA DE NADIE-ENTREVISTA CON RUBÉN ASCANIO.-


MORIARTY NEWS.-

AZOTANDO LA REALIDAD - VERTIDO DE AGUAS RESIDUALES EN LAS AGUAS DE SANTA CRUZ.-




MORIARTY NEWS

ENTREVISTA CON J. ANTONIO, COLABORADOR DEL PARTIDO LIBERTARIO.-




MORIARTY NEWS 

CON FUNDAMENTO - CON ODALYS PADRÓN.-


Odalys Padrón expone la figura jurídica cohecho, tipificada en el Código Penal, y las discrepancias surgidas en el Caso Salmón entre la Jueza y el Fiscal Anticorrupción a la hora de determinar si hubo dádiva y por tanto cohecho en los viajes y vacaciones que, según los medios de comunicación, el actual Ministro José Manuel Soria disfrutó de manera gratuita. 

Según diversos medios de comunicación, parece ser una característica recurrente del Ministro el dejarse agasajar por empresarios durante los más de 30 años de actividad pública. Debido a esta trayectoria no es de extrañar que este año también surgiera la polémica sobre las posibles vacaciones gratis en la República Dominicana junto al exministro Wert.



MORIARTY NEWS.-

domingo, 23 de agosto de 2015

Podemos, del anticapitalismo televisivo al pacto con el PSOE

La formación de Pablo Iglesias ha dejado ya de ser revolucionaria, anti euro e incluso abraza la socialdemocracia escandinava
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y su secretario político, Íñigo Errejón (2d), durante una concentración en Madrid convocada en apoyo al pueblo griego y en coincidencia a un acto similar que se está llevando a cabo en Grecia. Unas 200 personas con banderas griegas y pancartas contra los recortes asisten a este acto en la Cuesta de Moyano en el que ha actuado la Solfónica 15-M. EFE
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y su secretario político, Íñigo Errejón (2d), durante una concentración en Madrid convocada en apoyo al pueblo griego. EFE
No hay gobierno progresista posible sin la participación del centro izquierda. Grecia es un buen ejemplo y España debe tomar nota. Ansiosos por copar la dirección de los asuntos de la nación, ese reducidísimo círculo de elegidos que conforma la dirección de Podemos parece haber aprendido la lección: pese a maniobras verbales propias de la NBA de la comunicación política, los caminos podemitas y los del PSOE se aproximan cada vez más. Un gobierno nacional progresista debería nacer de un pacto entre ambos. Pero, una vez confirmado dicho acuerdo, ¿en qué quedarán las acusaciones que los líderes populistas han vertido sobre la política nacional durante estos últimos años? La huella que estas han dejado es digital e imborrable.

Moderando Podemos

Dicen que los movimientos sociales y los partidos, por radicales que se presenten en un principio, deben moderar sus objetivos y su discurso si quieren perdurar en el tiempo y convertirse en influyentes o incluso en representativos. Es una derivada de la conocida como “Ley de Michels”, que ha cumplido ya un siglo; Robert Michels demostró que los partidos revolucionarios —al igual que el resto de las formaciones políticas, normalmente menos presumidas— responden durante poco tiempo a sus postulados iniciales: llega un momento del desarrollo y burocratización del aparato político en el que el partido ya solo responde a las intenciones de voto y a sus objetivos particulares. Los medios son ya los fines. Así ha ocurrido normalmente en la Historia de la democracia y nadie podría creer que un puñado de galos salidos de las aulas complutenses pudiera cambiar esta casi ley social “en dos patadas”.


Pacto con el PSOE 

Por estas razones, la constante denuncia de Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero e Íñigo Errejón contra la supuesta “casta” existente en el sistema político español pecó desde el principio deadanismo y de una ingenuidad mal disimulada. El discurso de denuncia se transformó en otro de “cambio” y, finalmente, en uno de posibilismo: pese a que PP y PSOE forman parte del mismomonstruo de dos cabezas, Podemos afirma que podría pactar con los socialistas a cambio de un programa común. Una versión algo edulcorada de la “teoría de las dos orillas” con la que Julio Anguita suicidó al PCE-IU a lo largo de los años noventa. Algo que demuestra que Errejón e Iglesias saben leer y, además, que sienten una atracción por los sillones ligeramente superior al otrora incontestable califa cordobés.


Evolución

Por esta razón, Podemos, que arrancó del partido troskista Izquierda Anticapitalista y abanderó durante unos meses el anticapitalismo televisivo, ha dejado ya de ser revolucionario, anti euro e incluso ha llegado a abrazar la socialdemocracia escandinava. ¿Por qué no, entonces, pactar con los socialdemócratas del PSOE? En este sentido se sitúan las declaraciones más recientes del secretario político y número dos de la formación, Íñigo Errejón, que se muestra favorable a un pacto parlamentario después de las elecciones de final de año. Dicho pacto quedaría sujeto, eso sí, a que el PSOE cumpliera un verdadero programa de cambio marcando distancias con la última etapa de Gobierno socialista. Por consiguiente, Rubalcaba sería casta y Pedro Sánchez, cambio, si este así lo decidiera.


El oportunismo en la política

Pero atrás queda el rastro de miles de denuncias públicas contra los socialistas como componentes de una alternativa a derrotar para garantizar el empoderamiento de “la gente”. Las diatribas contra Rubalcaba no tienen ya nada que ver con las conversaciones mantenidas con Pedro Sánchez —ni con los encuentros  con ex dirigentes con José Bono y Rodríguez Zapatero. La política es oportunista en ocasiones, y la hemeroteca digital se ha convertido en una dura prueba contra los partidos más atrevidos. Ahora que borrar el pasado resulta algo más que complicado, al Podemos pactista no le dejarán de pitar los oídos. Quedan pocos meses para el momento clave de la legislatura.

sábado, 22 de agosto de 2015

NOTICIERO MORIARTY NEWS - 10 DE AGOSTO DE 2015

CON FUNDAMENTO - ODALYS PADRÓN - EL PP JUGANDO CON LA LEY.-





Odalys Padrón expone el ataque que el Partido Popular está ejerciendo sobre el Mundo Rural.

Con la aprobación de la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local cuyas intenciones económicas y políticas son la reducción del ámbito público de gestión y participación política vecinal y la apuesta a disposicíón del interés económico privado de los recursos y bienes que son de titularidad y gestión colectiva.

Y más recientemente, con la aprobación de la Ley de Montes que permite recalificar áreas quemadas y que impide a los agentes forestales denunciar delitos ambientales, tan sólo podrán denunciar infracciones administrativas.



Moriarty News ©

SANTA CRUZ DE TENERIFE Y GRANADILLA.-

martes, 11 de agosto de 2015

¿LIBERTAD PARA QUÉ?

Un problema importante de este país es que los liberales de derecha no tienen un partido al que votar. 

Si analizamos los valores contenidos en el programa del PP desde los outputs o resultados de las políticas públicas que implanta, evitando hacerlo desde su falaz discurso, podemos observar de manera nítida que con el liberalismo sólo comparte la fachada del discurso y la defensa de la propiedad privada, puesto que el resto de valores de la teoría liberal se los saltan a la piola cada vez que implanta algún tipo de política pública.

El liberalismo procede de la lucha contra el absolutismo donde libertad y los derechos individuales son principios inviolables. El liberalismo defiende la división de poderes, la igualdad del individuo ante la ley y la competencia de mercado, además de promover un Estado de derecho laico y no intervencionista con una mínima regulación de leyes sobre el comportamiento individual.

El concepto de libertad del PP es más cercano a conceptos propios de sistemas absolutistas, totalitarios o caciquiles que al concepto de libertad liberal que es el eje central de su teoría.

El PP legisla contra los derechos individuales, apoya un Estado centralizado que imponga los valores de la Iglesia católica a la sociedad, ha querido implantar la ley del aborto y ha materializado la ley mordaza, mantiene y promueve la desigualdad del individuo ante la ley puesto que apoya la corona, aforamientos, indultos y realiza todo tipo de maniobras para obstaculizar la justicia contra los actos de corrupción cometidos por los miembros de su organización, además de instrumentalizar el poder legislativo el ejecutivo y el judicial para adecuarlos a sus fines de esquilmación impune del Estado.

Salvando algún caso proveniente de la literatura, a los ladrones no les importa el destino de las personas a las que roban  y mucho menos si se encuentran en el Gobierno.

El actual Gobierno trata al ciudadano de manera cínica y clasista. Clasista porque realizando una mala interpretación y uso de la teoría liberal, piensan que los pobres son pobres a causa de sus cualidades personales como vicios, holgazanería, incompetencia o falta de espíritu emprendedor y  acaban acusando a las personas que necesitan ayudas estatales de pauperismo. Este discurso del PP es un verdadero ejercicio de cinismo. Los políticos del PP utilizan el discurso liberal para vender que han hecho fortuna mediante el fruto de su propio esfuerzo mientras enmascaran que o bien es herencia del pillaje y saqueo acumulado durante la etapa franquista o de la ratería actual que lleva a cabo el Gobierno a base de sobresueldos y otras artimañas. Cuando Aguirre se declara conservadora liberal omite el enunciado puesto que en realidad se refiere a un tipo de caciquismo conservador español con ínfulas de liberalismo democrático, de hecho, Carlos Fabra quien se hacía llamar el cacique de Castellón ha acabado en la cárcel por corrupción.


La ideología del PP es más cercana a un tipo de teosófia del patriotismo español que al liberalismo, puesto que mantiene dos tipos de doctrinas en su acción social, una exotérica y otra esotérica, más tres hipóstasis sobre el Estado; de puertas para afuera mentir, de puertas para adentro robar y repetir hasta la saciedad que España es una nación grande, única y unida en lo universal.

Por tanto, si analizamos el discurso del PP  junto a los resultados de sus políticas poúblicas, podemos afirmar que su programa no es liberal sino oligárquico y caciquil ,y, puesto que no son un partido político sino una presunta organización creada para el lucro personal de sus miembros "per fas et nefas" (por medio lícitos e ilícitos) deben recurrir a la ficción, el engaño y los pagos en diferidos para ocultar sus abyectos fines de lucro personal barnizados de partido político populista.

Por todos estos motivos podemos concluir en que el PP no es un partido liberal, ni tan si quiera neoliberal, sino una organización amoral presuntamente diseñada para el robo y blanqueo a gran escala, que es lo que se hacía en el periodo franquista.

En un congreso extraordinario del PSOE celebrado en 1920 se eligió a Fernando de los Ríos como miembro de la Comisión Ejecutiva y comisionado para viajar a la Unión Soviética y valorar las posibilites de ingreso en la Tercera Internacional. Cuando De los Ríos pudo ver la organizada producción taylorista Soviética le preguntó a Lenin por la cuestión de la libertad a los que este respondió al estilo gallego, mediante otra pregunta. Libertad para qué?

Vivimos en una sociedad donde el proceso de producción del sector servicios se ha hiperracionalizado a un nivel semejante al del taylorismo industrial comunista y los salarios, el nivel de pobreza y la libertad de expresión empiezan a converger con los de los países del Segundo Mundo (países del antiguo bloque comunista).

Ante esta situación, aunque no podemos decir que Rajoy sea Lenin ni Pedro Sánchez Fernando de los Ríos ni tomar a España por la Rusia comunista, la pregunta sigue siendo la misma, y qué hay de la libertad? a lo que Rajoy responde exactamente de la misma manera que Lenin. Libertad para qué?

Libertad para vivir.


jueves, 30 de julio de 2015

Suma y sigue: las grandes tramas corruptas defraudan más de lo que España aportará al rescate griego.-




El carrusel de procesos por corrupción no frena, y por cada vuelta que completa las arcas públicas se resienten de heridas multimillonarias. Las grandes tramas corruptas en España han defraudado casi 11.000 millones de euros en procesos vigentes durante la crisis, una cantidad mayor a la suma que España deberá aportar para rescatar a Grecia (10.148 millones). También es un dinero equivalente al 70% del presupuesto de la NASA (16.000 millones), un 25% de lo invertido en el AVE (46.000 millones), y bastante más de la suma mensual de todas las pensiones públicas en España (unos 7.800 millones). Otro ejemplo, cuanto menos paradigmatico: lo defraudado multiplica por 9 el presupuesto anual del Ministerio de Justicia; el 'archienemigo' de los corruptos cuenta con unos 1.500 millones de euros, que multiplicados por cada ejercicio de esta década negra de la corrupción, deja en tablas lo que 'nos roban' y lo que gastamos en investigarlo. 

El dudoso honor de liderar la lista de mayores defraudadores sigue representado por el caso Edu, en el que se malversaron unos 3.000 millones de euros a través de los cursos para desempleados en Andalucía. Le pisa los talones el sempiterno caso Malaya, que sacó del caudal público unos 2.400 millones y que, aún hoy, sigue vivo en el Tribunal Supremo, que hoy resuelve los 54 recursos contra el proceso de la trama centrada en el Ayuntamiento de Marbella. 

Pero el último año descubre un nuevo protagonista en el podio: la justicia calcula que el clan de los Pujol ha blanqueado unos 3.000 millones de euros a través de las actividades inmobiliarias de uno de sus miembros, Oleguer Pujol, el más joven de los hijos del expresidente de Cataluña. Lo que comenzó a raíz de la 'herencia' no declarada de Jordi Pujol, ha dado paso a un complejo entramado de negocios con implicación de la Generalitat, toda vez que gran parte de los beneficios netos de algunos 'pelotazos' de la familia provienen de concesiones públicas.

Si la trama Gürtel copó cientos de telediarios al conocerse que 'robó' unos 220 millones de euros, la operación Púnica es una segunda entrega a la altura: según los cálculos judiciales, la trama de corrupción focalizada en Madrid y en torno al PP, podría haberse quedado con unos 500 millones de euros, más del doble que la operación en la que cayó el extesorero Luis Bárcenas.

A todo ello hay que sumar los 900 millones que, se calcula, se malversaron en el caso de los ERE fraudulentos en Andalucía, sin olvidar los papeles secundarios de Palma Arena, con 110 millones de euros, el caso Forcem, que se hizo con unos 100 millones, el caso Pretoria que afectaba a PSC y CiU y malversaba 45 millones y el caso Millet, valorado en 35 millones de euros.

Tú pierdes, yo gano

Esta década negra para la credibilidad y la integridad de la clase política española es también un periodo aciago para muchos colectivos profesionales y ciudadanos, que han sufrido, recorte tras recorte, en la misma medida de lo disfrutado por algunos de sus representantes. La corrupción se sitúa como una de las principales preocupaciones de los españoles en 2010, y desde entonces no desaparece del pedestal de los grandes males, junto a la situación económica y el paro. 

Porque lo malversado por las grandes tramas podría haber servido para evitar, por ejemplo, los recortes en Sanidad y Educación desde que España abrazó la austeridad, unos 14.000 millones de euros. También duplica lo que el Estado dedica a infraestructuras en todo un año, unos 6.140 millones, y casi suple lo invertido en servicios públicos básicos a cargo de la Administración central, que requieren algo más de 16.000 millones de euros anuales.

El Boletín.com

martes, 28 de julio de 2015

La Policía Nacional detiene y lesiona a varias personas en el desalojo de la acampada contra la Ley Mordaza en Madrid

Los permisos y garantías municipales a los concentrados, no han servido de nada
JOSé RAMóN CHáVEZ (ENVIADO ESPECIAL) | MADRID

Un coche de la Policía Nacional en la zona. 
Cedida


Dos activistas de la acampada mordaza que se habían establecido en la plaza de Sol de Madrid han sido detenidos y otros varios han sido violentados por la policía nacional.

Informa Kaosenlared.net que integrantes de la Acampada habían recibido garantías por parte de una concejala del Ayuntamiento de Madrid que les había asegurado que podían estar en cualquier parte de la ciudad mientras no sacaran una tienda de campaña. La UIP ignoró esta información y reprimió de la forma en que lo hacen los peores gobiernos autoritarios. Identificaciones, violentas cargas y detenciones.

Las dos personas detenidas que están en la comisaría de Moratalaz, pasarán a disposición judicial. Habían salido a las cuatro y media de Cibeles a Sol.

Según fuentes fidedignas, al llegar a Sol los miembros de la UIP han empezado a identificarles, inclusive a la prensa que les acompañaba para realizar la cobertura periodística. No atendieron razones en ningún momento de fotorreporteros que reivindicaron su derecho a grabar y a la información periodística sin censuras ni represión.

Según fuentes periodísticas presentes en el lugar de los hechos, nos comunican literalmente: “los policías les han dado una paliza a los detenidos en Sol mientras estaban en el suelo. A uno le han pisado la cabeza, estoy segura de que está grabado pero no se atreven a sacarlo”

En el Ayuntamiento les han dicho: "Somos el Ayuntamiento, no el ministerio del interior" "Nadie prometió protegeros de la UIP".

Lo que está ocurriendo en Madrid es una de esas consecuencias de la ley de Seguridad Ciudadana, más conocida por ‘Ley Mordaza’, que entró en vigor el pasado 1 de julio y que impide (entre otros derechos) la grabación a policías mientras hacen su “trabajo” (por llamarlo de alguna manera). Se nos hace muy complicado trabajar, se nos empuja y se nos rompe el material fotográfico. Un grupo de personas que han estado en Sol hablando un rato con agentes municipales de paisano -que han reconocido ser secretas- manifestaron que éstos policías dijeron claramente que les daba “igual lo que dijera un concejal”. Estas expresiones motivaron honda preocupación entre quienes las escucharon.

Un periodista presente reflexionó: “lo más grave es que la policía identifique y lesione a ciudadanos sin ni siquiera decir un porqué. Ha sido la Policía Nacional actuando en todo momento sin justificar ni identificaciones ni nada y ni siquiera sumaban las famosas 20 personas. Las personas acampadas estaban también molestas porque a pesar de tener el aval municipal habían sufrido esa desmesurada represión“.

Parece que la Policía nacional, en sus intervenciones, cree que con la ‘Ley Mordaza’ puede hacer lo que le da la gana sin medir consecuencia alguna, algo que pone en serio riego a los ciudadanos que, en ningún momento ponen en riesgo la seguridad de nadie, ni alteran el orden público ni generan ningún tipo de actitud violenta hacia ninguna persona, simplemente se posicionan en un lugar para protestar por el recorte de sus derechos fundamentales, unos derechos que además son de toda la ciudadanía en general.

Por otro lado queremos informar de que el Tribunal Constitucional ha admitido a trámite ayer lunes dos recursos de constitucionalidad, uno presentado por los partidos de la oposición contra la prisión permanente revisable, incluida en la reforma del Código Penal que entró en vigor el pasado 1 de julio. El segundo, presentado por el Parlamento de Catalunya, es contra la Ley de Seguridad Ciudadana – según informa la redacción del Huffingtongpost.es. En cuanto a la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como ‘Ley Mordaza’, el recurso admitido es el presentado por el Parlamento de Catalunya. El alto tribunal ya admitió a trámite el pasado mes de junio otro recurso registrado por la mayor parte de la oposición y en el que se consideraba que la norma vulnera una docena de artículos de la Constitución. 





http://www.eldigitaldecanarias.net/noticia114635.php

Margaret Thatcher y el posibilismo de izquierdas

“Nadie venció jamás siendo pragmático”, recuerda el autor tras hacer un repaso de las últimas decisiones adoptadas por gobiernos de izquierda.


Margaret Thatcher y el posibilismo de izquierdas
Pablo Iglesias, Teresa Rodríguez e Íñigo Errejón, de Podemos, junto a Alexis Tsipras, lídes de Syriza. FOTO: TERESA RODRÍGUEZ


Sería absurdo negarlo: algo hizo click, algo se rompió en miles de corazones europeos cuando el gobierno griego se veía forzado aceptar un humillante tercer rescate que implicaba una subida del IVA, una reforma laboral salvaje y una reducción de las pensiones. El golpe de estado financiero se perpetraba con la mayor impunidad y una ola de impotencia y desolación recorrió como un escalofrío los cuerpos y las mentes de aquellos europeos con sensibilidad social. No se puede, no hay alternativa. Y camisetas con el logo del KKE que rezan “Os lo dije” (a la izquierda siempre nos gustó retozar en nuestras miserias y derrotas). El hecho se había consumado, lo que no deja de ser interesante son las lecturas que a posteriori se están realizando.
Si Alexis Tsipras se pasa por el arco del triunfo el referéndum contra la austeridad y la voluntad del pueblo griego, es porque no tenía alternativa alguna y es una buena persona con toda la buena intención del mundo que se ve forzada a tomar una decisión que no le gusta. Si los concejales de Ahora Madrid arrojan todos sus principios por la borda y votan a favor de la liberación de un conocido golpista y fascista venezolano, es porque era necesario y había que evitar titulares tendenciosos de la prensa: que la extrema derecha marque tu agenda política se torna inevitable y los niveles de presión son elevadísimos. Si Podemos apoya la decisión del gobierno griego de aprobar el tercer rescate y con ello le grita al electorado español que “no se puede”, es por compañerismo y solidaridad.
Así es la nueva política: un compendio de pragmatismo extremo y posibilismo condicionado por factores externos en el que no hay opciones y margen de maniobra posible. Se nos pide creer, en el sentido más metafísico y religioso del término. La política se convierte así en una especie de catástrofe natural, en un fenómeno meteorológico contra el que nada se puede hacer, en un proceso determinista en donde conceptos como “real politik”, “agenda mediática” o “correlación de debilidades” se abren paso y se usa y se abusa de ellos hasta convertirlos en eternos comodines que justifican cualquier decisión. Y ahí reside la clave y la gran paradoja: son decisiones. Y cuando se decide es porque había otra opción, quizá más polémica o de resultado más incierto, pero existía una alternativa.
La disyuntiva no es nueva, lo ocurrido en Grecia nos recuerda que la historia es como un bucle que se repite hasta el infinito. Cuando en el mayo francés había diez millones de obreros que se declararon en huelga general indefinida y tomaron la calle y las fábricas, el PCF y su sindicato de referencia (CGT) pactaron una serie de mejoras sustanciales en las condiciones laborales y salariales de los trabajadores renunciando así a elevados sueños emancipadores, fue una meditada decisión política. “El mayo perdido / el obrero de la Renault traicionado por el partido”, gritó un grupo de rap revisionista. Una decisión que contó con la aprobación de la gran mayoría de trabajadores franceses. También es cierto que cuando el PCE y CC.OO aprobaron y firmaron Los Pactos de la Moncloa, contaron (salvo honrosas excepciones) con el consentimiento de amplias mayorías entre las masas de trabajadores. Y sí, cuando el PCI condenó a los autonomistas y la toma de la FIAT porque el sentido de estado y el paraguas de la OTAN eran más seguros que una incierta y poco fiable insurrección en el corazón de la Europa Occidental, también contó con amplio apoyo entre sus afiliados. Así funciona el análisis histórico de la mal llamada «nueva política»: no hay decisiones sino una sucesión de hechos consumados, por lo general inevitables y consensuados. La cuestión de la inevitabilidad de los hechos es interesante, varía en función de quién la proclame. Si Zapatero en 2010 traiciona a sus votantes y firma algo que no le gusta, está tomando una decisión política, todo se reduce a la voluntad política repetíamos incansablemente desde las filas de Podemos. En cambio si es Tsipras el que se ve forzado a tomar una decisión que no le gusta, entran en escena la real politik y la correlación de debilidades. No es un traidor: hace lo que puede. La política, lo dijo Negri, se parece mucho al fútbol, lo que es penalti claro en el área rival es un piscinazo en la nuestra. Zapatero no pertenece a nuestra tradición política y, sencillamente, no se le perdonó lo que ahora se perdona a los nuestros. Es interesante al respecto, ver cómo Zizek (el mismo que junto a Tsipras se burlaba del “subcomediante Marcos” por no atreverse a tomar el poder), cierra ahora filas con el líder heleno. Junto a la igualdad social, el feminismo, el antirracismo y la defensa de lo público, habría que incluir el cinismo como uno de los valores de la izquierda.
Otros nos gritan lo fácil que es ser ideológicamente puro cuando no te juegas las lentejas”. Siguen sin entender que no es una cuestión de pureza sino de posibilidades. El debate no es si hay que sacar la bandera roja (se han superado esas cuestiones más allá de ámbitos marginales), el debate es la inevitabilidad de las medidas concretas. Al margen, es un terreno que no deberían atreverse a transitar. La izquierda académica (que vertebra tanto a Syriza como a Podemos) tiene muchos defectos y virtudes, pero las estrecheces económicas nunca fueron una de sus características. Cuidado con hablar de lentejas por que estamos a tiempo de denunciar que ninguno de los que va a aplicar el inhumano plan de ajuste, lo va a sufrir en sus carnes: ¿Podría el señor Tsipras vivir con 350 euros de pensión? Qué doloroso es comprobar que la misma munición que utilizamos contra la casta, la podemos utilizar ahora contra los nuestros.
En la política de hechos consumados y de la inevitabilidad de los acontecimientos, se hace trampa. Primero porque se elude o se camufla que siempre son decisiones políticas y no catástrofes naturales y segundo y no menos importante: se equipara la opinión de un anónimo trabajador o militante con la opinión de las cúpulas o aparatos de partido, negando así una vanguardia que, se quiera o no, existe y opera en todo proceso político de transformación. ¿Si la dirección del PCE hubiera rechazado de facto Los Pactos de la Moncloa y hubiera instado a sus bases a tomar la calle, ¿éstas se hubieran negado y quedado en casa argumentando que tienen miedo a los militares? ¿Si el PCF hubiera tensado la cuerda y rechazado esas mejoras sustanciales abogando por un enfrentamiento directo abriendo un escenario revolucionario qué hubiera ocurrido? Entramos en el pantanoso terreno de la política-ficción, concepto fetiche entre los apóstoles de la nueva política. Ignoran que la mera existencia del concepto alberga innumerables alternativas en su interior y que por tanto, no hay inevitabilidad de hechos consumados sino decisiones políticas, acertadas o no. La prueba más reciente de que no vale lo mismo la opinión del anónimo militante que la de la cúpula, la materialización irrefutable de que esa vanguardia existe, opera y toma decisiones que condicionan y moldean la voluntad de las multitudes, es Podemos. Sea imponiéndose en congresos que apuestan por las listas plancha, sea convocando a masivas movilizaciones para auto-reivindicarse o introduciendo conceptos nuevos (la Casta) en el condicionado y manipulado electorado español. Tres decisiones arbitrarias que chocan frontalmente contra el sentido común de época y que considero acertadas. Sólo queda apuntar que, probablemente, si tras la abdicación del Zar y la venida de la democracia burguesa con Kerensky, Lenin y los bolcheviques hubieran mandado a casa a las masas de trabajadores, conformándose con «lo que había», el curso de la historia hubiera sido otro muy distinto.
Los procesos históricos son una serie de decisiones políticas, no un conjunto de inevitabilidades. La prueba de ello es la posición de Varoufakis y de la gran mayoría de los miembros de la cúpula de Syriza, contrarios al rescate. Que Tsipras purgue a los ministros disidentes no es una catástrofe meteorológica; es una meditada decisión política. El Nobel de economía Paul Krugman (no un nene de dieciocho años con la foto de Lenin en su perfil de Facebook) ha afirmado que el ajuste será más doloroso para el pueblo griego que la vuelta al dracma. Y no se trata de gritarle a Tsipras traidor y toda esa morralla de socialfascista y pata izquierda del capitalismo propia de los Sidorenkos de Twitter y de grupúsculos marginales. Yo creo sinceramente que es una buena persona que cree en lo que hace y que toma esta decisión por el bien del pueblo griego. Pero las buenas intenciones no evitan que otros opinemos que es una decisión profundamente equivocada. Y enfrente nos va a tener. En la misma línea y si me apuran, también creo que Zapatero es una buena persona que hizo lo que pudo. Apuesto a que en sus sueños más húmedos soñaba con ser el Olof Palme del siglo XXI. Pero es que esto es política, no vale con buenas intenciones: como en el fútbol, cuentan los resultados. La realidad es que, en la petición de libertad para el golpista venezolano en el Ayuntamiento de Madrid, dos concejales de Ahora Madrid se abstuvieron de participar en la infamia, mientras esto ocurre el alcalde de Valencia afirma sin titubear que lamentó la muerte de Chávez y la alcaldesa de Barcelona retira un busto del Rey Juan Carlos. ¿Y saben qué? No ha colapsado el universo. Y lo más importante: la política institucional no se ha convertido en una permanente sucesión de rectificaciones dictadas al son de la agenda mediática. Siempre hay alternativa, quizá arriesgada o de incierto futuro y consecuencias, pero la victoria pertenece a los audaces, no a los pragmáticos. Aunque Pablo Iglesias diga que la Historia no está escrita, nadie venció jamás siendo pragmático.
Margaret Thatcher afirmó -con toda la razón del mundo- que Tony Blair y su tercera vía fueron su mayor victoria. There is no alternative, nos gritan veladamente los que toman decisiones políticas bautizadas como inevitables. Quizá dentro de 25 años, cuando algún rapero se marque una rima del tipo: “Volvieron a Syntagma las pancartas y el fuego / Tsipras fue el cobarde que vendió al pueblo griego”, seguro que nos topamos con una tertulia que nos dice que el momento era difícil, que se hizo lo que se pudo, que eres injusto, que es muy fácil caer en la lógica determinista y ortodoxa de buenos y malos que busca traidores, que el análisis debe tener en cuenta factores externos, que había miedo, que el contexto internacional no era el propicio, etcétera, etcétera y etcétera. Es un argumentario que, por desgracia, nos sabemos de memoria: la izquierda del régimen lo ha gastado hasta la saciedad para justificar sus vergüenzas. Parece que la historia tiende a repetirse, esta vez no como farsa o tragedia sino como un perpetuo bucle en el que los pueblos se convierten en un sufrido Bill Murray para vivir eternamente su particular Día de la Marmota, lleno de penurias y de sueños emancipadores que nunca parecen llegar a buen puerto.
Margaret Thatcher y la trituradora neoliberal se cobraron la cabeza de los líderes sindicales británicos, de Tony Blair y de Alexis Tsipras. En nuestras manos está que no añadan una cabeza con coleta a su colección privada. Es tiempo de tomar decisiones. Es tiempo de audaces.
bannernewsletter

lunes, 27 de julio de 2015

500 MIL EUROS MÁS... Y PUNTO (por Manuel Artiles)



Comparecía a principios de semana Narvay Quintero, exsenador herreño y ahora consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca, además de portavoz del Gobierno de Canarias, para comunicar el nombre de hasta 37 nuevos altos cargos (aún faltan una treintena más por colocar, sin olvidar un buen puñado de gerentes de empresas públicas, presidentes de fundaciones y cargos varios). De paso, nos espetó, así como quien no quiere la cosa, que se incrementaba el gasto en tan solo un 0,008%. A Narvay no le gusta la mentira, ni las medias verdades (que quizá son la peor de las mentiras), pero, mientras comunicaba el organigrama y lo que nos costaría, ponía cara de no creerse lo que estaba anunciando. El herreño compareció inseguro, nervioso y fue poco comunicativo. 
Eso es casi como decir que fue poco transparente o, mejor dicho, algo opaco. Quienes conocemos a Quintero sabemos que es un político válido y brillante, pero el martes se le apagó la luz, como cantaría Alejandro Sanz, al comunicar que este Gobierno nos iba a costar 500.000 euros más. Y no es para menos, ya que la primera comparecencia del flamante portavoz del Gobierno ha servido para dejarnos claro que lo que nos vendieron en la campaña electoral el nuevo PSOE y la Coalición Canaria de De aquí en adelante de que ajustarían el gasto era una de esas boberías y patrañas que se cuentan en época electoral para quedar bien. 
Que conste que cargan en 500.000 euros más la pesada mochila que soportamos los isleños, para, según ellos, adaptar nuestra tierra al "nuevo ciclo" económico y político, y para impulsar una "transformación social". O lo que es lo mismo: le mando al presupuesto pa´arriba medio millón de euros más...y a tomar por saco. Y si les gusta bien, y si no, pues se la maman (a la subida me refiero).
Haciendo buenos a Paulino Rivero y José Miguel Pérez
De Paulino Rivero, que ya no está, y de José Miguel Pérez, que tampoco, podré haber escrito de todo, y seguro que merecido (no en vano el Gobierno que precedió a este se ganó a pulso lo de Ejecutivo malo), pero amor no quita conocimiento. Tanto Rivero como Pérez, sabedores de la crisis económica y de la situación desesperante de miles de familias canarias, acordaron en 2013 suprimir el 10 por ciento de sus altos cargos y desprenderse del 10 por ciento de su personal de confianza. Al mismo tiempo, la Comunidad Autónoma suprimió cuatro empresas públicas y abandonó el accionariado de otras seis, donde tenía una participación minoritaria. Como consecuencia de aquella remodelación, el Gobierno de Canarias prescindió de tres viceconsejerías: Industria y Energía, Cultura y Deportes y Asuntos Sociales. Y se suprimieron cinco direcciones generales: Aguas, Relaciones Exteriores, Drogodependencias, Farmacia y Juventud, además de la dirección de la Academia de la Policía Canaria y la gerencia del Plan de Medianías de La Gomera.


A Paulino y a José Miguel Pérez, los líderes de la Coalición Canaria de en a detrás y el viejo PSOE, respectivamente, se le podrán reprochar muchas cosas y casos de su gestión, pero sería injusto no reconocer el buen gesto que tuvieron con la sociedad canaria hastiada y desesperada.

La lista de agraciados
Esta semana conocíamos también nuevos datos sobre el paro, que bajaba en las Islas. Ha sido esta, sin duda, una buena noticia. Imagino yo que los 37 nuevos empleados de la Administración canaria habrán sido parte del subidón de trabajadores. La diferencia es que estos vienen con un contrato de 4 años y un sueldazo de agüita debajo del brazo. Les paso la lista de los elegidos al completo, y así va usted asimilando a quien le paga la nomina. Y de paso lleno de negritas este A la Contra (que por lo visto eso tiene tirón).


Francisco Plata Medina, viceconsejero de Servicios Jurídicos.
Ceferino José Marrero, secretario general de Presidencia.
Víctor Chinea, director general de Emigración.
Isabel Medina Alonso, viceconsejera de Políticas Sociales.
Antonio José Olivera, director general de Coordinación y Apoyo a la Vicepresidencia.
José Gregorio Pérez, director del Instituto de la Vivienda.
Roberto Moreno Díaz, director del Servicio Canario de Salud.
Laura María Martín, secretaria general técnica de Sanidad.
Laura María Cabrera, directora de Salud de Fuerteventura.
Juan Manuel Santana, viceconsejero de Educación y Universidades.
Ángeles Boga Gálvez, secretaria general técnica de Educación.
Ana Isabel Dorta Alonso, directora general de Centros e Infraestructura Educativa.
Juan R. Bailón Casanova, director general de Ordenación, Innovación y Promoción Educativa.
Pilar Herrera Rodríguez, secretaria general técnica de Agricultura.
Orlando Umpiérrez García, director general de Pesca.
César Martín Pérez, director general de Agricultura.
José Fernando Díaz-Flores, director del Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria.
Cristóbal de la Rosa Croisier, viceconsejero de Turismo.
Ana Roldán Vives, secretaria general de Turismo.
José Gilberto Moreno, director de Infraestructura Turística.
José Francisco Pérez Martín, director general de Deportes.
Jesús Romero Espeja, viceconsejero de Política Territorial.
Blanca Delia Pérez Delgado, viceconsejera de Medio Ambiente, Seguridad y Emergencias.
Cristina de León, secretaria general técnica de Política Territorial.
Sinesia Mª Medina Ramos, directora general de Protección de la Naturaleza.
Juan Francisco Padrón, director general de Seguridad y Emergencias.
Manuela Armas Rodríguez, viceconsejera de Administración Pública.
Alejandro Parres García, director general de Modernización y Calidad de los Servicios.
Teófilo González González, director general de Transparencia y Participación Ciudadana.
José Gregorio Martín Plata, director general de Función Pública.
Mª Lourdes Quesada Díaz, directora general de Relaciones con la Administración de Justicia.
Cándida Hernández, directora del Instituto Canario de Administración Pública.
Marían Franquet Navarro, directora del Instituto Canario de la Mujer.
José Téllez Ledesma, director General de Juventud.
Adrián Mendoza, viceconsejero de Industria.
Ana Isabel Solórzano, secretaria general técnica de Hacienda.
Cristina Hdez. Carnicer, directora de la Agencia Tributaria.

A todos estos habría que sumar una treintena de cargos más, y, como escribí anteriormente, una pila de gerentes de empresas públicas, presidentes de fundaciones, y otros cargos varios. La bromita nos va a costar 500.000 euros más.

Posdata
Fernando Clavijo, el nuevo presidente canario y líder de los nacionalistas de Aquí en Adelante, y Patricia Hernández , vicepresidenta del Gobierno y cabeza visible del nuevo socialismo canario, han tenido en estos primeros días de ejercicio de sus cargos sorprendentes gestos con la sociedad que indican una manera más generosa, dialogante y cercana de gobernar. Lo de los 500.000 euros de más ha sido un zarpazo a los ciudadanos innecesario, que solo obedece a la realidad en unos casos de colocar a gente válida en cargos de responsabilidad, y en otros en la necesidad de instalar a un buen puñado de inútiles en cualquier lado. Da igual dónde sea y al precio que sea. Lo importante es colocarlos (para algo existirán los echaderos). Habrá que darle a los nuevos gobernantes los 100 días de gracia que serán los que nos permitan tener una idea más clara de sus intenciones reales. Yo, acogiéndome a las sagradas escrituras, aprovecho y espetó lo que púbico San Mateo (7, 15-20) en su evangelio: "Por sus hechos los conoceréis". He dicho.

Manuel Artiles (Periodista)
http://www.laopinion.es/opinion/2015/07/26/500000-euros-punto/619855.html

domingo, 26 de julio de 2015

LA CATÁSTROFE YA ES INEVITABLE.-

Una clase política incapaz de estar a la altura de las circunstancias nos ha llevado a donde estamos. La crisis catalana es un motivo más para alejar a esa clase el poder. Y para eso nunca es tarde, aunque las cosas se pongan muy mal.

Si el electorado catalán no modifica sustancialmente sus actuales tendencias de voto, a partir del 27 de septiembre podría empezar a producirse una crisis de Estado cuya gravedad sólo sería comparable al golpe de Tejero de 1981. La amenaza no es de hoy, sino que ha venido gestándose a la luz del día, paso a paso, desde hace cuatro años e incluso desde hace una década. Pero los dos mayores partidos españoles, las instituciones por ellos controladas, los grandes medios españoles y buena parte de los intelectuales que opinan sobre estos asuntos han decidido ignorarla año tras año, autosatisfaciéndose con la denuncia de los males del independentismo catalán y elevando a categoría de bien absoluto la aplicación de las leyes cuando ello fuera preciso. Y hoy ya es tarde para reaccionar. El choque de trenes es inevitable.
Si la lista unitaria independentista gana las elecciones –y eso parece lo más probable, aunque algunos sondeos lo desmienten– en 6 meses a partir del 27 de septiembre el nuevo parlamento aprobará una “ley de transitoriedad” que será, de hecho, una declaración provisional de independencia, a la espera de que sea aprobado el texto definitivo sobre la misma, lo cual debería ocurrir un año después. El programa electoral de “Junts pel sí” establece claramente, sin ambages, esos pasos y nada indica que los grupos que componen esa plataforma no estén dispuestos a darlos sin salirse un ápice del guion. Ese es su compromiso con los electores. Les van a votar para que lo lleven a la práctica.
Las declaraciones supuestamente grandilocuentes de Rajoy –"no habrá independencia", "se aplicará la ley"– la patética insistencia del PSOE en su propuesta federalista –por la que, además, no han trabajado lo mínimo desde hace diez años– no van a alterar la determinación de los independentistas que desde 2011 no han hecho sino demostrar cada vez más masivamente la fortaleza de sus convicciones y su rechazo a todo lo que les llegaba de Madrid. Frente a ello no caben maniobras de última hora.
Un cambio de actitud por parte del gobierno central es impensable. La gran prioridad Mariano Rajoy es ganar las elecciones generales y cualquier gesto de mínimo acercamiento al independentismo sería interpretado por el sector más tradicional de su electorado, el que se sigue creyendo lo de la España “una”, como una concesión intolerable que seguramente le llevaría a no votar al PP. En perfecta sintonía con sus orígenes ideológicos franquistas, la derecha ha construido su discurso sobre la base de un antagonismo irreconciliable con los nacionalismos periféricos y cualquier vuelta atrás en esos principios sería, además de imposible, traumática.
Convencidos de que esa era su misión –es seguramente en este punto en donde la propuesta política del PP es más firme e ideológicamente inamovible–, el Gobierno y el partido de Rajoy han hecho todo lo que estaba en sus manos para llevar las cosas al disparadero. Antes, en 2006, oponiéndose a la iniciativa reformadora que Zapatero había acordado con Maragall y obligando al presidente socialista a desdecirse de su compromiso de defender, sin modificarlo un ápice, el nuevo Estatuto catalán que había aprobado el gobierno catalán. Aquella debilidad de Zapatero rompió al partido socialista catalán y abrió su crisis. Que se ha saldado con la irrelevancia del PSC y la desaparición de una fuerza equilibradora que, de haber subsistido, podría haber cambiado mucho la dinámica que se ha verificado en los últimos años.
Rajoy valoró el desastre del PSC como un gran activo para sus intereses. Y desde entonces no ha parado de apretar las tuercas al nacionalismo catalán. Con su recurso de inconstitucionalidad al Estatuto descafeinado que aprobaron las Cortes en 2006. Con su aplicación a rajatabla de la sentencia del Tribunal Constitucional de 2010 que santificaba el recurso del PP. Con sus intentos, siempre frustrados, de frenar la creciente movilización independentista mediante la utilización abusiva de las leyes y de la fiscalía. Y recortando las atribuciones legales de la Generalitat.
Convencido de que el soberanismo catalán iba a terminar como el de Juan José Ibarretxe cuando tuviera que enfrentarse a la prueba de las Cortes, fue incapaz de ver que así como el lehendakari había perdido el apoyo de buena parte del nacionalismo vasco, del radical y también del de el PNV, Artur Mas, en una fuga hacía adelante, había decidido aliarse con todo el espectro soberanista. Rajoy jugó a romper CiU. Lo ha conseguido, pero ahora Durán i Lleida no es un aliado suyo, ni es casi nada.
¿Qué hará el presidente del gobierno si los independentistas ganan el 27S y empiezan a aplicar su programa? No le queda más que asumir su compromiso y dar todos los palos que pueda al nuevo gobierno catalán. Suspendiendo la autonomía catalana o la aplicando sin miramientos la nueva Ley de Seguridad Ciudadana que se acaba de aprobar con el concurso del PSOE que prevé que en una situación de “interés nacional” las autoridades catalanas quedarían sometidas a las del gobierno central y el presidente del gobierno español podría asumir funciones de policía autonómica sin autorización del parlamento.
Ambas vías valdrían para lo mismo. Es decir, para quitar, de hecho, el poder a un gobierno catalán elegido algunas semanas antes. Si el desarrollo del programa independentista sería un trauma en Cataluña, porque se haría en contra de los muchísimos catalanes que están en contra del mismo, la suspensión de la autonomía y/o la aplicación de la Ley de Seguridad lo serían mucho más. Cualquier escenario catastrofista que se pueda imaginar es perfectamente posible, antes o más tarde. La dureza contra el independentismo podría dar a Rajoy la victoria en las generales, pero las reacciones que ésta provocaría podría hacer inviable su gobierno. Ese riesgo ya está llevando a algunos a reverdecer a la idea de una coalición PP-PSOE para gobernar ese marasmo. Por no hablar de las lecturas que de la nueva situación provocaría en el extranjero y en el mundo económico y financiero.
Si la derecha española no fuera lo que es y que no pocos olvidan, y si el PSOE no se viera limitado a ser una comparsa a la hora de las grandes cuestiones de Estado, algo parecido a una vía como la que Londres abrió a Escocia se podría haber intentado en España. Pero esa hipótesis aquí fue denostada y depreciada. Y lo del derecho a decidir considerado un anatema. Una clase política incapaz de estar a la altura de las circunstancias nos ha llevado a donde estamos. La crisis catalana es un motivo más para alejar a esa clase el poder. Y para eso nunca es tarde, aunque las cosas se pongan muy mal.

CARLOS ELORDI. EL DIRARIO.ES

La Policía Nacional desalojó en la madrugada del sábado a los integrantes de la "Acampada Mordaza" de Madrid.



José Ramón Chávez / EDDC.NET /MADRID

La Policía Nacional desalojó esta madrugada a las personas que protestaban contra la Ley de Seguridad Ciudadana desde el 7 de julio en la Puerta del Sol de Madrid en la conocida como "Acampada Mordaza".

El concejal de Seguridad, Salud y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero, visitó la zona a las 13h de la tarde del viernes anterior para mediar con los y las participantes y explicó, atendiendo a conversaciones con los mandos de la Policía Nacional, que, si no procedían a retirar la tienda de campaña instalada, se evacuaría la plaza esa misma noche. La asamblea del colectivo decidió después mantener la tienda. Así lo comunicaron al agente de la Policía Municipal que se acercó a sugerir su desmontaje durante la madrugada y se retiró a continuación. En torno a las 3 de la mañana, efectivos de la Policía Nacional procedieron al desalojo.

Imágenes del desalojo:

No hay constancia de que haya habido detenciones, pero sí ha habido contusionados.
Durante esta actuación estaban presentes efectivos de la Policía Municipal de Madrid y Samur-Protección Civil, a efectos preventivos, y operarios de limpieza que procedieron a retirar los restos de la acampada cuando la Policía Nacional concluyó su intervención.

Desde Ahora Madrid explican que la policía municipal sólo tenía orden de mediar entre los activistas y la Policía Nacional, pero en este vídeo se observa claramente cómo es la Policía Local la que da instrucciones para el desalojo. De cualquier modo no se entiende que una sencilla tienda de campaña sea ningún elemento subversivo, lo que parece ser ha sido el motivo del desalojo de estos y estas activistas.


Los integrantes de “Acampada Mordaza” decidirán en Asamblea si prosiguen con esta Acampada en los próximos días, de lo cual informarán a través de un comunicado. Por ahora los activistas de Acampada Mordaza se han trasladado a Cibeles, frente a la Puerta del Ayuntamiento de la capital donde decidirán en Asamblea cuáles serás sus próximas actuaciones.